Laguna Merín, la gran desconocida...

Por Roberto Burgos

He visto muchísima gente quedar gratamente sorprendida cuando pisan por primera vez la playa de "Lago Merín", un pequeño balneario de Cerro Largo, distante unos veinte kilómetros de Río Branco. Todos los que no conocen la Laguna, esperan encontrarse con algo mucho más pequeño. A pesar que su nombre significa precisamente "Pequeña", derivado del vocablo tupí-guaraní "MI´RI", es un espejo de agua de aproximadamente 4.500 km2, con más de 120 Km de costas solamente en Uruguay. Con un largo total de aproximadamente 200 Km y un ancho promedio de 35 Km, la Laguna Merín es una de las reservas de agua dulce más grandes del mundo y un tesoro ecológico que todos deberíamos conocer y cuidar.

Dicha laguna es además poseedora de un enorme potencial turístico-deportivo.

Casi toda su costa está constituida por playas de arenas limpias, parejas y de poca profundidad, lo que crea las condiciones ideales para el disfrute de la familia en los meses estivales.
Los amantes de la pesca deportiva se encontrarán con una gran variedad de peces de buen tamaño, de los que se destacan los pejerreyes en invierno, los pintados en grandes cardúmenes a partir de setiembre, la tararira en verano y varios tipos de bagre durante todo el año.

Hace algunos años era muy común capturar también especies de agua salada, como ser corvinas blancas, lisas, sardinas, mochuelos y los cangrejos sirí, ya que la laguna se conecta al océano a través de la Barra de Río Grande en la Laguna de los Patos, pero ahora son hechos muy raros. Hay quienes piensan que estos peces no llegan debido a la esclusa del Canal de San Gonzalo, que une la Laguna Merín con la Laguna de los Patos, pero las barreras permanecen abiertas prácticamente todo el año, ya que normalmente el agua de la laguna fluye hacia el océano. Es más probable que no puedan pasar por las miles de redes que literalmente cuelan el agua y que los amantes de la naturaleza sentimos como un acto criminal.

Las posibilidades de captura aumentan notoriamente en las desembocaduras de los muchos afluentes que vierten sus aguas a la laguna, tales como los ríos Yaguarón, Tacuarí, Cebollatí y numerosos arroyos y zanjas; aunque también ahí nos topamos con las indeseables redes, trasmayos y espineles.

Las extensas playas, sumadas a los montes naturales y a cientos de kilómetros cuadrados de impenetrables bañados y humedales que la rodean, crean el ámbito propicio para la vida de muchísimos animales silvestres y donde conviven cientos de tipos de aves que harían las delicias de cualquier ornitólogo, o aficionado al ecoturismo.

MAPA
Info merin.jpg (45240 bytes)

La laguna es sumamente propicia para los deportes acuáticos, en especial los relacionados con la vela, el viento es una constante casi todos los días del año. Resulta particularmente atractiva para la navegación, ya que si sumamos la Laguna Merín al Canal de San Gonzalo y a la Laguna de los Patos, obtenemos un corredor hídrico que conecta la Barra del San Miguel, muy próxima al Chuy en Rocha, con la ciudad de Porto Alegre, alrededor de seiscientos km. al noreste, pasando por lugares como ser "La Charqueada", en el Río Cebollatí, en Treinta y Tres, el Balneario "Lago Merín" en Cerro Largo, las ciudades de Río Branco y Yaguarón en la frontera con Brasil, y las ciudades brasileñas de Pelotas, Río Grande y San Lorenzo del Sur, entre otros puntos, y con la posibilidad de salir al Océano Atlántico a través de la Barra de Río Grande.

Al Balneario "Lago Merín" se accede por excelentes rutas pavimentadas (gracias a la mercovía); tiene hotelería, parador, cabañas, camping y casino. Si le gusta la paz y tranquilidad, es una buena opción.

Por más información pueden llamar a la oficina de la Intendencia Municipal de Cerro Largo al teléfono 0679-8149.

Les agradezco la atención y quedo a sus órdenes.