CORVINAS BLANCAS
Los mejores pesqueros del departamento de Maldonado
Equipos, Técnica, Cebos

El departamento de Maldonado ofrece al aficionado una serie de apostaderos sumamente rendidores al momento de intentar la captura de "corvinas blancas".

Pese a ser una de las especies más perseguidas por la pesca comercial, aún se encuentra en numerosos cardúmenes buscando alimento en las cercanías de la costa, preferentemente en los fondos rocosos.
Para quienes se inician en la pesca deportiva es el primer paso en la busca de capturas de un porte interesante.
Los ejemplares que se logran comúnmente rondan entre uno y dos kilos de peso, presentando una interesante pelea al momento de su captura.

El pique de la "corvina blanca" es violento y decidido, por lo que no requiere mayor técnica para lograr un clavada efectiva, siempre que se utilicen los equipos apropiados.
Equipos. Como señalamos, los mejores apostaderos son aquellos que presentan un fondo rocoso y consecuentemente con muchos atracaderos tanto para la plomada como para el anzuelo.
Los "piques" se producen normalmente a distancias de la costa que rondan los cien metros.
Estos parámetros son fundamentales al momento de seleccionar el equipo, el cual estará equilibrado para alcanzar las metas necesarias, permitiendo a su vez disfrutar cada una de las capturas.
El reel. Nuestras preferencias están dirigidas a una "máquina" que permita lances largos con poca tendencia la "galleta" y que presente una recuperación rápida para evitar los enganches cuando volvemos sin pieza. En este sentido podemos recomendar el DAIWA SL20DH ó SL30DH; ABU GARCIA 6500 ó 7000 y SHIMANO CALCUTA 400.
La caña. Este elemento es vital y de su elección depende el disfrute de una excelente jornada de pesca o transformar la misma con un mero acto de sacar pescados.

Deberá ser lo suficientemente fuerte para lanzar plomos de hasta 150grs. y lo suficientemente sensible para trasmitir las múltiplas acciones y reacciones que presenta el pez al momento de su captura. De las marcas de punta del mercado podemos recomendar: FHISING CAST de .390mts y KUNNAN en sus versiones 3.90mts y 4.20mts; ambas construidas en fibra de grafito.
El anzuelo. Parte fundamental del equipo y elemento final de contacto con el pez. Nuestra inclinación es por los modelos de "pata corta", como la línea MUSTAD serie 9263, sice 3/0 ó 4/0.
Estos modelos nos ofrecen una excelente punta, resistente a varias clavadas y a los numerosos roces en las piedras, acompañada de la necesaria robustez para hacer frente a la fuerza ejercida por el pez.
El plomo o plomada. Tal cual reseñamos los lugares de pesca presentan fondos rocosos con múltiples enganches. Los modelos que "levantan" rápidamente en la recuperación como los "cuatro caras", "gotas" o "aceitunas", pueden ser indicados, tratando siempre de elegir los más aerodinámicos a los efectos de lograr las mejores distancias. El peso deberá ser el menor que permita alcanzar las metas propuestas.

El nailon. En este ítem existen dos tendencias. Para la acción que ejerce un muy buen ejemplar de corvina blanca es suficiente un 0.30 ó un 0.40mm de buena calidad. Utilizando estos diámetros se hace necesario adosar un chicote de unos ocho metros de 0.50mm como mínimo a los efectos de prever los roces en las piedras. Esta tendencia es la más utilizada, otros aficionados prefieren utilizar en la carga del reel nailon 050 ó 0.60mm. armando sobre él en forma directa la base. Esta última se confecciona con un solo anzuelo con un reinal de 0.50 a 0.60cms. que sobrepase el plomo por lo menos en sus tres cuartas partes. Para sujetar la plomada utilizamos un esmerillón con rotor para evitar la rotura del nailon contra las piedras.

Técnica. Logrado el "equilibrio" en el equipo, no nos detendremos mucho en la técnica ya que el pique es muy marcado y frontal perdiéndose muy pocos.

Únicamente deberemos respetar un ajuste de la "estrella" aún cuando esta especie presenta fuertes cabeceos con ausencia de grandes corridas y el lograr lances suficientemente largos como para alcanzar el lugar en que se encuentran los cardúmenes.
Cebos. Los cebos utilizados para la pesca de esta especie han cambiado con el paso del tiempo, la disponibilidad de adquisición y la merma en la cantidad de ejemplares, son los directos responsables de estos cambios. No hace muchos años atrás, la almeja blanca constituía la única carnada que los pescadores utilizaban resultando muy efectiva. A partir del agotamiento de este recurso en las costas rochences, se sustituyó por el camarón, la carnada por excelencia en estos tiempos. Pero si nos retrotraemos más aún en el tiempo, podemos afirmar por haberlo practicado, que la corvina blanca "pica" también con lombriz de tierra, aunque también es cierto que por entonces llamábamos "roncadera" a lo que hoy se llama "mingo" y "mingo" a lo que hoy se llama "corvina". Los efectos predatorios se han hecho sentir obligando a afinar los equipos y a utilizar las mejores carnadas. Seguramente a ninguno de ustedes se le ocurrirá intentar en la escollera Sarandí pescar corvinas con un aparejo de chaura de 25mts, encarnado con lombriz de tierra.
Dejemos por un momento estas viejas añoranzas y concretemos señalando que el camarón es la carnada por excelencia. Lo sigue en preferencia las llamadas "carnadas blancas", como ser el calamarete, lisa y sardina.

No debemos olvidar el mejillón, el que para nosotros es una carnada afecta a casi todas las especies, la cual no es tan utilizada por la dificultad que presenta para retirar la parte blanda y efectuar el "encarne".
En casi todos los casos es conveniente atar muy bien el cebo, ya que con los ejemplares adultos cohabitan juveniles que en pocos minutos nos dejarán, de no hacerlo, el anzuelo desnudo.
La pesca. El relevamiento lo efectuamos en compañía de nuestros amigos Celso Falqui y Chiche Burgueño, eligiendo cuatro pesqueros tradicionales de esta especie en el departamento de Maldonado.

Bella Vista. Toda la playa, rica en cantos rodados, que se extiende unos mil metros a ambos lados de la hostería del mismo nombre es apta para la pesca. Sin embargo es necesario ubicar el cardumen, ya que muchas veces se ubica en tramos determinados y es ahí donde se deben hacer los lances. Encarnando con camarón y efectuando "tiros" largos, las respuestas no se hicieron esperar, aunque los portes no correspondieron a las expectativas. Los mingos prevalecieron sobre los grandes ejemplares.
Punta Colorada. Nuestra siguiente parada la constituyó las grandes rocas de Punta Colorada. Este excelente pesquero de fondo rocoso siempre da buenos frutos, pudiendo incluso permitir la captura de alguna brótola entreverada.
El Playón de Punta Negra. Este es nuestro pesquero preferido. Desde Punta Colorada hacia Punta Negra, encontramos una extensa playa de gruesa arena que muere en el inicio del pedregal de esta última. Denominamos "el Playón" a la estrecha faja que se extiende al oeste del pedregal hasta el cañadón que vierte las aguas pluviales hacia el mar. Es un pesquero sin enganches con muy buenas posibilidades de pesca variada en condiciones de aguas tapadas; en los meses de invierno es muy visitado por los amantes de la pesca del pejerrey y seguramente será motivo de alguna nota en este sentido.

Punta Negra. Nuestro destino final. Hasta no hace muchos años, una excursión a Punta Negra, constituía una aventura. Su único acceso era por los trillos que a través del campo fueron abriendo los propios excursionistas desde el camino de los Arrayanes o desde Punta Colorada, donde terminaba la carretera.

El paso a través de los espesos montes de acacia se hacía intrincado y dificultoso, hoy día con la apertura de la continuación de la rambla de Piriápolis hasta entroncar con la ruta interbalnearia camino a Punta del Este, llegar a Punta Negra no es para nada dificultoso.

Los rindes de este pesquero resultan asombrosos y pese a la dificultad que presenta su fondo rocoso es común lograr muy buenas capturas que hacen no importar la pérdida de algún material.
Conclusiones finales. Hemos pretendido con esta nota dar una referencia cierta para quienes se inician en la pesca de esta especie y a su vez para que aquellos que ya la practican y no requieren de estos conocimientos básicos, puedan agregar un dato que indica que las corvinas esperan en sus lugares normales por estas fechas.
Referente a los equipos, las recomendaciones están referidas a las marcas por nosotros utilizadas, no quiere decir esto que otras marcas y otros modelos que cumplan las funciones requeridas no sean aceptables
También debemos señalar que los pesqueros descriptos son de fácil acceso y que las distancias a recorrer a pie para llegar a los mismos no son muy largas, debiéndose tener en cuenta únicamente la utilización de calzado apropiado en las zonas de roca para evitar resbalones que pueden arruinar una muy grata jornada.
Agradecemos a nuestros amigos que colaboraron en este relevamiento y en especial a Celso Falqui, quien desde su comercio AIPIQUE no proveyó de excelente camarón para nuestra pesca.