Texto y Fotografías: Robert Escardó

Considerado como una de las grandes maravillas del mundo, el Gran Cañón del Colorado fue designado parque nacional por el Congreso de los Estados Unidos en 1919 y 60 años más tarde las Naciones Unidas lo declaró Patrimonio de la Humanidad.

El cañón se encuentra ubicado principalmente en el estado de Arizona, pero sus ramificaciones invaden parte de Utah y Nevada. Sus dos cabeceras, separadas por 200 km. son las partes más visitadas, donde cinco millones de visitantes anuales hablan a las claras de la importancia turística de este parque nacional. El sector norte, llamado North Rim, se encuentra a 2.400 metros sobre el nivel del mar, su acceso está ubicado en una zona algo aislada, donde se puede llegar en automóvil o por avión, siendo el aeropuerto más cercano Las Vegas, a 426 km. hacia el oeste.

El circuito sur o South Rim, tiene una altura promedio de 2.100 metros. Su acceso no presenta dificultades, numerosas líneas aéreas llegan a varios aeropuertos cercanos y muchas rutas convergen en el área. El río Colorado fue quien formó el cañón luego de miles de años de erosión. Hoy corre a una profundidad de 1.460 metros por debajo de los puestos de observacion del South Rim. Debido a esta circunstancia, el río sólo es visible por tramos desde algunos miradores ubicados estratégicamente.

Descender hasta el lecho del río, significa en gran esfuerzo. Se necesitan dos días de caminata para una excursión de ida y vuelta desde el circuito sur y algo más por el sector norte. Este descenso se desaconseja para los visitantes que tienen problemas cardíacos o respiratorios porque las extensas caminatas a estas alturas, son extenuantes.

Las autoridades del parque nacional cuentan que más de 240 personas por año son rescatadas del cañon al intentar realizar el descenso a marcha forzada para regresar en el mismo día. Sorprendentemente, la mayoría de los excursionistas son hombres jóvenes, entre 18 y 40 años y de aspecto saludable. Para quienes quieren intentarlo, el servicio de parques ofrece una página especial en internet que se encuentra en:

http://www.nps.gov/grca/grandcanyon/south-rim/index.htm

Como alternativa para el descenso, todas las mañanas parten paseos en mula hacia el interior del cañón. También se ofrecen paseos a caballo de una a cuatro horas pero no llegan hasta el lecho del río. Muy populares, los descensos en balsa por los rápidos del río se pueden tomar desde la localidad de Lees Ferry, situada a 3 horas de viaje en auto desde el sector sur.

El alojamiento abunda en la zona, pero las reservas previas son necesarias en cualquier época del año. Numerosos campings, moteles y hoteles se encuentran en las cercanías y algunos pocos dentro del parque.

Para los amigos lectores que deseen mayor información, se ofrece un completo documento en español que se puede capturar en:

http://www.nps.gov/grca/grandcanyon/spanish.htm

 

faxnews@bellsouth.net
Copyright Fax News Service
Derechos adquiridos por “Revista Uruguay Natural” sólo para publicar en la República Oriental del Uruguay.
Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo.